Ahorrar dinero se ha vuelto de lo más complicado para muchas familias y es que la mayoría de ellas han visto, incluso, como los pequeños ahorros que tenían se han desvanecido. Los incrementos de los precios, tanto en alimentación como en suministros, así como el encarecimiento de las hipotecas, ha hecho que, cada vez, sean más las personas que busquen diferentes técnicas que les permitan llegar mejor a final de mes. Sin embargo, todas y cada una de ellas requieren de un gran esfuerzo, así como de mucha disciplina.

Ahorrar dinero: acciones pequeñas que marcan diferencia

A la hora de empezar a ahorrar un poquito es necesario establecer una serie de rutinas y llevar a cabo pequeñas acciones diarias que permitan reducir los gastos del hogar.

Registrar los gastos mensuales

Llevar un registro de los gastos mensuales es una buena manera de empezar a ahorrar, aunque sea muy poco cada mes.

El hecho de anotar todos los gastos que se realizan en el hogar permite ver dónde se va el dinero; así, se pueden analizar las partidas en las que más dinero se debe destinar. Del mismo modo, un registro también permite darse cuenta de las pequeñas compras o gastos que se hacen en la familia sin ser conscientes de la merma que esto comporta a final de mes.

Además, también es aconsejable registrar los ingresos que obtiene la familia; de este modo, quedarán patentes los desajustes en el presupuesto familiar.

Incluir una partida para el ahorro en el presupuesto

Hacer una planificación de los gastos también permite ahorrar un poco a final de mes. Sin embargo, en este punto, es necesaria mucha disciplina y no ceder ante pequeñas compras. Del mismo modo, se debe añadir una partida dentro del presupuesto destinado exclusivamente al ahorro. Para conseguir este pequeño ahorro, es recomendable contar con una cuenta corriente destinada únicamente a ello.

La cuenta destinada a ahorrar dinero debe recibir cada mes, automáticamente, la transferencia de la cantidad que se haya incluido en el presupuesto para el ahorro. Además, esta cuenta no debería tener asociada ningún tipo de tarjeta que permita pagaos automáticos directos de la cuenta.

Recortar gastos: técnica para comprar menos y ahorrar dinero

Recortar gastos es una de las frases que más se oyen en la actualidad, aunque no es tarea sencilla. Sin embargo, sí existen pequeños gestos que nos permitirán ahorrar dinero, aunque sea solo un poco, en las facturas y en las compras mensuales.

Por un lado, es importante analizar las horas en las que el precio de la luz es más barato y aprovecharlas para usar nuestros electrodomésticos. Así, el lavaplatos, la lavadora o la bomba de calor deberían ser usados solo durante estas horas.

También hay pequeños gestos cotidianos que nos permiten rebajar un poco las facturas: ser conscientes de no dejar ninguna luz encendida cuando no sea necesario, aprovechar el calor residual de las vitrocerámicas o asegurarnos de usar adecuadamente los electrodomésticos.

Por otro lado, a la hora de evitar hacer compras innecesarias, hay una técnica que los profesionales del ahorro transmiten a diario a través de sus redes: dejar pasar días antes de hacer la compra de este producto que, ahora, vemos como sumamente necesario. Así, cuando se sienta la necesidad de hacer una compra, es aconsejable esperar unos cuantos días antes de hacerla, incluso unas semanas. Con este tiempo, se hará patente, o no, la necesidad de este producto.

Objetivos que motiven la necesidad de ahorrar dinero

Tener objetivos claros que motiven ahorrar dinero es otra forma en la que se puede incentivar y automatizar este hábito. Así, resulta casi necesario establecer dichos objetivos: mejorar la vivienda, tener una pequeña almohada, hacer un viaje, etc. Cualquier objetivo que motive el ahorro y propicie un cambio de tendencia marcará la diferencia entre conseguir ahorrar un poco o no.

Herramientas que fomentan ahorrar dinero

Por último, usar herramientas que fomenten y ayuden al ahorro es esencial para lograr los objetivos establecidos. Así pues, resulta de gran ayuda usar las aplicaciones que los propios bancos ponen a disposición de sus clientes o bien descargar alguna de ellas en las tiendas de aplicaciones.

Sea como sea, la aplicación a descargar debe estar certificada como segura y nunca se deben descargar desde sitios sospechosos. Además, deben evitarse aquellas aplicaciones que requieran de mucha información personal.

Fomentar el ahorro e incentivarlo mediante objetivos es esencial si se buscan resultados positivos. Crear hábitos para reducir el consumo, así como para aminorar las facturas de suministros es el primer paso para contar con pequeñas cantidades que se puedan destinar al ahorro.

A la hora de hacer la compra: productos de temporada y ofertas

Consumir alimentos propios de cada temporada del año también marca diferencia en la partida destinada a la alimentación. Del mismo modo, es importante analizar bien las diferentes ofertas que promocionan los supermercados. Mientras que algunas de ellas permitirán ahorrar pequeñas cantidades al comprar varias unidades, otras serán todo lo contrario. En este sentido, pues, es aconsejable tener en cuenta el precio final por unidad, kilo o litro.

Ahorrar dinero se ha convertido en todo un reto para muchas familias. Sin embargo, se ha demostrado que, con disciplina y siguiendo unos pequeños trucos, este ahorro es posible. Aunque sea muy poco a poco.

¿Es posible ahorrar dinero a fin de mes?