Un buen feedback es muy importante para que los empleados puedan adaptarse a los cambios, en lo cuales mejoraran sus debilidades y aumentarán sus fortalezas. La comunicación entre empresa y empleado ha de ser positiva ya que puede repercutir en el crecimiento personal y profesional.

Existen diferentes opiniones y por lo tanto hay varios puntos de vista en las situaciones laborales, por ello un buen feedback consigue que se llegue a un acuerdo al mismo tiempo que se mejora el resultado de la tarea.

Es por ello que prepararse la sesión es una de las cosas más importantes a realizar antes de ponerse en marcha, ya que una mala comunicación al dar feedback podría afectar al empleado y hacer que el mensaje sea percibido de forma negativa.

Si quieres saber los 4 consejos para dar un buen feedback, sigue leyendo

1. PLANIFICAR LA REUNIÓN

Lo primero de todo es planificar lo que se va a comunicar al empleado. Has de guardar un hueco para ello, porque eso definirá el transcurso de la comunicación con tu empleado. Debes anotar los puntos más importantes, para seguir un guión y no perderte.

Preferiblemente es recomendable que la reunión sea en un lugar externo al lugar de trabajo y en horario de mañana. Un desayuno en una cafetería es una buena opción.

Crear un clima agradable, es uno de los objetivos a cumplir en la reunión.

2. USAR UN LENGUAJE CORRECTO

Hablar con educación es lo principal, ya que todo empleado se merece un respeto. Si no utilizas un lenguaje apropiado, el empleado puede sentirse atacado.

El objetivo de la reunión es que haya un acuerdo por ambas partes, con lo cual debes dejar las opiniones subjetivas y los problemas personales a un lado para centrarse en la comunicación objetiva de los objetivos laborales. 

3. PEDIR OPINIONES

Que el empleado pueda dar su opinión al respecto sobre su situación actual en el trabajo, sobre alguna mejora, es muy beneficioso para que confíe en su jefe y en su empresa.

Todas las sesiones de feedback, deben empezar con una pregunta, para que el empleado pueda argumentar su respuesta y se sienta escuchado. Este inicio de la sesión marcará todo la continuación de ella, por lo que es muy importante. Ha de haber pausas para realizar preguntas o dudas por ambas partes, para que la comunicación sea efectiva.

Has de saber que puede ser que tu empleado quiera comunicarte algún desacuerdo o opiniones contradictorias a las tuyas, por lo que tienes que escucharle y entenderle. Una vez expuesto todo, se han de buscar las soluciones, ya que es uno de los objetivos principales del feedback.

 Discutir con respeto los temas planteados, es positivo tanto para ti como para el empleado, ya que se sentirán valorados y su actitud será constructiva.

Escuchar a tu equipo, te hará mejorar y ha ser mejor líder.

4. RECONOCER EL TRABAJO BIEN HECHO

La realización de un buen feedback, no es solo hablar sobre aspectos a negativos o ha mejorar, también es importante reconocer el trabajo bien hecho. Es muy positivo que este reconocimiento de logros se incluya en el final de la conversación, para que el empleado se vaya feliz y motivado.

La finalidad de un buen feedback, es que haya una buena comunicación entre empresa y empleado, para saber qué es lo que hay que mejorar y lo que se está realizando bien. En este caso para los empleados el hecho de poder dar su opinión va a generar confianza y motivación en la realización de su trabajo por lo que tus empleados estarán felices. Si quieres saber más técnicas para conseguir una mayor felicidad para tus empleados, pinchando aquí accederás a la descarga de un e-Book gratuito sobre técnicas para hacer felices a tus empleados.

¿Porque no ofrecerles a tus trabajadores la posibilidad de cobrar cuando quieran? Hazlo posible gracias a Loonfy.