La conciliación laboral y familiar es algo que lleva discutiéndose durante muchos años y son varias las leyes y decretos que se han aprobado con el fin de garantizar este derecho a los empleados por cuenta ajena.

¿Qué es la conciliación laboral y familiar?

Se conoce como conciliación laboral y familiar todas aquellas medidas aprobadas por ley y aplicadas en las empresas mediante las cuales se garantiza a los empleados el derecho de poder dedicarse tanto a sus puestos de trabajo como a sus familias. Así, se aprobaron ciertas medidas, como las excedencias voluntarias, a las que los empleados pueden acogerse para obtener tiempo para ellos.

Más Información

Conciliación familiar hasta los 14 años

Hay muchos motivos por los que un empleado puede acogerse a la conciliación laboral, siendo la más destacada aquella que permite hacerse cargo de los menores hasta los 14 años. Así, aquellos empleados progenitores de menores de 14 años pueden pedir a las empresas ciertas medidas que les permitan hacerse cargo de ellos. Para ello, son muchas las medidas a las que estos se pueden acoger, aunque algunas son retribuidas, mientras que otras deben ser asumidas por los empleados.

Ley de Conciliación de la vida familiar y laboral

Hay tres leyes que recogen el derecho de los empleados a la conciliación de la vida familiar y laboral.

Estatuto de los Trabajadores

Concretamente, en su Capítulo II, sección 5.ª de este documento se establece la normativa y los detalles de las vacaciones de los empleados, los permisos que estos pueden pedir, las excedencias, etc. Así, todo este apartado está destinado a regular todas las medidas de conciliación disponibles.

Decreto-ley 6/2019

Este Decreto Ley fue aprobado para modificar la ley original de conciliación laboral. Esta modificación se estableció con el fin de garantizar los mismos derechos entre hombres y mujeres en lo relativo al empleo y la ocupación.

Ley Orgánica 3/2007

Esta es la ley originaria sobre las medidas de conciliación laboral y familiar, la cual fue modificada por el Decreto Ley mencionado anteriormente. En esta ley, se establecen los derechos de los empleados a disfrutar de esta conciliación.

¿Qué derechos otorga la normativa sobre conciliación laboral y familiar?

Hay una serie de derechos reconocidos en las leyes y decretos que ofrecen vías para conseguir esta conciliación.

Permisos retribuidos

Los permisos retribuidos son aquellos que se ofrecen a los empleados en determinados casos, como la maternidad, la paternidad, la lactancia y las vacaciones.

Así, el permiso de maternidad permite ausentarse del puesto de trabajo durante 16 semanas, cobrando el 100 % del sueldo. Además, este período puede verse incrementado en el caso de parto o adopción múltiple y por discapacidad del recién nacido.

En cuanto al permiso de paternidad, este establece el derecho a ausentarse del puesto de trabajo durante 16 semanas. Anteriormente, eran solo unos días los que podían disfrutar los padres. Sin embargo, desde 2019, se han ido introduciendo mejoras hasta llegar a equiparar este permiso al de las madres. No obstante, en este caso, es importante destacar que las cuatro primeras semanas después del parto son obligatorias.

En su caso, el permiso por lactancia ofrece tanto a la madre como al padre el derecho de ausentarse durante dos horas al día para el cuidado del lactante.

Por último, también se establece el período de vacaciones que se fija en 2.5 días al año por mes trabajado dentro de la misma empresa. Así, las vacaciones anuales a las que tienen derecho los empleados son de 30 días naturales, aunque este período se puede ver incrementado por los convenios y otras normativas aplicables en determinados colectivos.

Permisos no retribuidos

Además de los permisos retribuidos, hay otras medidas para la conciliación a las que se pueden acoger los trabajadores por cuenta ajena sin recibir ningún tipo de prestación. Estos son las excedencias y las reducciones de jornada.

Una excedencia laboral es aquella que permite al empleado dejar temporalmente su puesto de trabajo sin perder sus derechos ni su antigüedad. Sin embargo, cabe destacar que durante este período, el trabajador no recibe nómina alguna y que la empresa no está obligada a reincorporarlo después de este período.

La reducción de jornada, por su lado, consiste en reducir en un porcentaje determinado las horas en las que los empleados prestan sus servicios. Algunos casos, la reducción de jornada puede ser retribuida, pero no en la gran mayoría. Por ello, el sueldo a percibir irá en función de la reducción de horas de la jornada.

Otros derechos de conciliación laboral y familiar

Además de las medidas comentadas, hay otros derechos que los empleados pueden pactar con las empresas para conseguir una mejor conciliación entre su vida labora y profesional. El teletrabajo, los cambios de turno o la flexibilidad horaria son algunos de ellos. Estos supuestos no están contemplados por ley, por lo que la empresa no está obligada a aplicarlos.

Conseguir una buena conciliación laboral es, en la actualidad, una de prioridades de los trabajadores por cuenta ajena. Así, no es de extrañar que, cada vez, sean más las empresas que contemplan varios mecanismos para ofrecer a sus empleados el tiempo que estos necesitan sin que esto afecte a la productividad de la empresa.

Pedir anticipo de nómina

¿Qué es la conciliación laboral y familiar?