El llamado salario emocional de un empleado está asociado a todos esos beneficios laborales que una empresa ofrece a sus empleados a parte del salario que recibe.

Pero, ¿Por qué es tan importante en las empresas contar con ese salario emocional?

Por muchas razones.

El salario emocional supone la mejora de las condiciones laborales para que los empleados puedan sentirse mejor valorados y cuidados en las empresas.

Aquí te dejamos algunos ejemplos sobre salarios emocionales:

 

TRABAJO EN REMOTO

Cada vez más, las empresas ofrecen a sus empleados la posibilidad de desarrollar sus tareas en remoto. Una tendencia laboral que permite una mayor flexibilidad de tiempo, y que genera una mayor satisfacción con la empresa. Poder elegir cómo administrar nuestro tiempo se ha convertido en un elemento clave a la hora de escoger entre una empresa u otra.

 

OPORTUNIDADES DE CRECIMIENTO DEL EMPLEADO

Los empleados son más activos a la hora de formarse dentro de las empresas. Buscan, sobre todo, fortalecer sus conocimientos y habilidades para poder seguir desarrollando su talento y así mejorar sus aspiraciones laborales en los ambientes laborales. Con este enriquecimiento, el empleado se sentirá más feliz y podrá ser más productivo.

 

CONCILIACIÓN

Otro ejemplo de la importancia del salario emocional es tener la oportunidad de conciliar la vida profesional y personal de los empleados. Estos valoran mucho los horarios flexibles o la posibilidad de conseguir días libres para poder disfrutar con la familia, entre muchos otros. La posibilidad de compatibilizar ambos aspectos, hace que un empleado se decante por una u otra empresa que pueda asegurarle u ofrecerle unas mejores condiciones en este sentido.

 

CULTURA Y VALORES DE EMPRESA

Es otra de las formas de captar y retener el talento dentro de una empresa. Los empleados confían en la imagen de marca y los valores que tiene una empresa cuando concuerdan con los suyos propios. Una de las mejores fórmulas para ese fortalecimiento es definir cuál es el perfil ideal de empleado para una empresa, y así será más sencillo poder construir una creencia y una fidelidad real de los miembros de una compañía.

 

BUEN AMBIENTE LABORAL

Los espacios de trabajo están transformándose día a día para conseguir que los empleados se sientan más cómodos y satisfechos. En estos ambientes se refuerza la colaboración y el trabajo en equipo, para que el desempeño profesional sea más estimulante y competitivo pero dentro de un prisma sano y cooperativo.

 

FORMAR PARTE DE LAS DECISIONES DE LA EMPRESA

Que los directivos de las empresas tengan en cuenta las opiniones de sus empleados sobre los proyectos en los que trabajan, indica que realmente son parte activa de esas compañías. Poder expresar ideas o reflexiones genera en el empleado sentirse más importante y esencial en su empresa.

 

Estos son algunos ejemplos de salario emocional. Pero existen más.

Lo importante es saber y conocer cómo son los empleados y en qué dirección caminan las empresas para hacer de los ambientes laborales el espacio idóneo para desarrollar el talento.

Por esta razón, LOONFY trabaja para formar parte de esos salarios emocionales que permiten a los empleados y las empresas confluir en intereses y construir un proyecto común que les haga crecer.