En los últimos años, el término Employer branding (‘marca de empleador’) se ha convertido en un concepto clave para las empresas. Según el estudio ‘2020 Outlook: The Future Of Employer branding’ realizado por Universum, el 61% de los CEO encuestados de un total de 2500 empresas consideran que el Employer branding es una prioridad para la estructura de las empresas.

 

¿Qué es el Employer branding?

El Employer branding se trata de una herramienta de RRHH y Marketing que tiene como objetivo reforzar la imagen corporativa de la empresa y mejorar la visión que tienen los empleados sobre ella.

Este concepto aparece en la década de los 60 en EEUU y, más concretamente, gracias a un estudio realizado en un hospital donde se dieron cuenta de la importancia que tenía la valoración de sus trabajadores y que, en muchos casos, esta imagen era determinante para que futuros candidatos quisieran trabajar en el centro. Aunque no sería hasta los años 80 cuando el término se extendió y popularizó en el sector empresarial.

¿Qué beneficios tiene el Employer branding en una empresa?

El Employer branding mejora las condiciones laborales y aporta grandes beneficios sociales que incrementen las ventajas de escoger una empresa y de permanecer en ella.

Uno de los principales para la empresa es la mejora de su propia imagen no solo para los clientes sino también para sus empleados. Esta técnica hace que las empresas se conviertan en un lugar idóneo para los profesionales que puedan sentir como suya la imagen de las empresas.

Otro de los beneficios que aporta el Employer branding es la captación y retención del talento dentro de la compañía, que haga más deseable formar parte del equipo de la empresa. Este concepto tiene como consecuencia que los empleados sean vistos como consumidores de la marca.

Esta estrategia corporativa también aporta innovación y cambios en los departamentos de Recursos Humanos, haciendo que los candidatos en los procesos de selección formen parte activa del reclutamiento y esta experiencia esté centrada en el futuro empleado.

Además, la visión del Employer branding  se centra en aportar una mayor conciliación entre la vida profesional y la personal de sus empleados, y pueda motivar la productividad y la motivación de los equipos en las empresas.

En este sentido, Loonfy ofrece un servicio financiero basado en anticipos de nómina que contribuya y mejore la reputación de marca empresarial, haciendo que el clima laboral sea cada vez más beneficioso y seguro para los empleados y futuros candidatos.