Las tesituras en las que nos hemos visto en los últimos meses nos han hecho salir por completo de nuestra forma de confort debido a la pandemia. 

Esta nueva situación ha provocado una máxima preocupación en la salud física, pero hemos de poner el foco en la importancia que tiene la salud mental. En su conjunto afecta de mayor forma a la sociedad e influye sobre numerosos factores, entre ellos al del ámbito laboral.

Este es el motivo de que la inteligencia emocional ha cogido tanta fuerza en estos momento y se haya hablado de ella de una forma sin precedentes, ya que es decisiva para tu buen desempeño laboral, ascender dentro de tu empresa o incluso afecta en la decisión para un proceso de selección de personal. Sea como sea, la propia empresa tiene como responsabilidad cuidar la gestión de dicha inteligencia emocional.

  1. ¿Qué es la Inteligencia Emocional?
  2. ¿Cómo afecta a tus empleados?
  3. Principios clave de la Inteligencia Emocional
  4. ¿Qué podemos hacer desde el departamento de RR.HH?
  5. Jeff Bezos como ejemplo de éxito en Inteligencia Emocional

 

1. ¿Qué es la Inteligencia  Emocional?

Cómo somos o cómo nos sentimos afecta de manera indirecta a nuestra forma de relacionarnos o trabajar, por ello, podemos definir la inteligencia emocional como la capacidad que tiene un individuo para identificar, desarrollar, guiar y canalizar todas las emociones por las que se encuentre y ayudarnos a conseguir un resultado óptimo en la situaciones que atravesamos. 

A diferencia de la reconocida y tan tenida en cuenta; IQ, coeficiente intelectual, a la hora de empezar un proceso de selección y elegir a tus futuros empleados, ciertos estudios demuestran que la inteligencia emocional predice de manera más efectiva el rendimiento en factores de éxito en la vida, de hecho, según Peter Salovey y John Mayer, el Coeficiente Intelectual representa solo el 20% del éxito de una persona en su trayectoria. 

2. ¿Cómo afecta a tus empleados?

Las emociones que tenemos siempre suelen ser contagiosas, por lo que terminan afectando a personas que se encuentren a nuestro alrededor. 

No todo el mundo tiene la capacidad de gestionarlas con facilidad por lo que se hace aún más difícil cuando no solo has de controlar las propias sino también lidiar con las del resto, y en ocasiones pueden provocar roces o asperezas dentro de la organización 

Es un plus contar con la capacidad, que como ya hemos dicho, no todo el mundo posee, de saber, dar a conocer y distinguir las emociones, estados de ánimo, motivaciones y deseos, propias, del resto de sus compañeros y, sobre todo, de su jefe inmediato. Su análisis y la transformación en emociones productivas, incrementarán la efectividad dentro de la empresa y lograr así mejores resultados haciendo que sus empleados consigan alcanzar sus objetivos y tareas eficientemente y por tanto elevar sus niveles de satisfacción. 

Hace algunos años se estableció la inteligencia emocional como una de las habilidades más importantes dentro del perfil del empleado, por encima de la capacidad técnica. 

Según de Career Buider un 71% de personas aseguraron que valoraban por encima del coeficiente intelectual (QE) la Inteligencia Emocional, respaldando al 59% de encuestados que decidieron que preferían no contratar a una personal con un QE muy alto pero poca Inteligencia Emocional

3. Principios clave de la Inteligencia Emocional

Pero, ¿Cuáles son esas habilidades de las que ha de disponer una persona para ejercer un mejor rendimiento y un mayor control sobre sus emociones?

  • Autoconocimiento

Hemos de reconocer la capacidad que tenemos para reconocer nuestros propios sentimientos, saber qué nos motiva, qué no, la manera en la que gestionamos nuestras preocupaciones y cómo dejamos que nos afecten…

Podemos usar la técnica de al final del día dedicar un periodo de tiempo a apuntar en una agenda detalles que nos han podido afectar y reflejar cómo nos sentimos en el día a día y cómo hemos superado esos contratiempos. Esto puede ayudar a darnos cuenta si estamos en una situación incómoda en el trabajo y estamos sufriendo estrés. 

Puede interesarte: «Desgaste en el trabajo. Conoce el Síndrome del Burn out y cómo detectarlo a tiempo en 6 pasos«

  • Autocontrol

En el autocontrol está la capacidad de regular la gestión de nuestras emociones. Esta representa bastante bien la inteligencia emocional, ya que de ella depende controlar ciertas actitudes o reacciones que puede desembocar en conflictos o provocar roces entre compañeros de trabajo. 

Debemos encontrar la manera de ser flexibles y saber adaptarnos a los cambios que hoy en día son parte importante de la forma de trabajar. 

  • Empatía

Como buenos compañeros de trabajo debemos ponernos siempre en el lugar del otro y tener la capacidad de saber experimentar las emociones que el otro está sufriendo, esto será de gran ayuda para mejorar el clima laboral dentro de la empresa, así fomentaremos las buenas relaciones, comunicándonos de manera constructiva, y realizando un trabajo en equipo de forma ejemplar. 

Puede interesarte: «¿Cómo lidiar con la desmotivación laboral?«

  • Asertividad

Nuestros empleados tienen que tener la capacidad de defender sus ideas y opiniones sabiendo respetar la de los demás, sabiendo escuchar, teniendo una actitud activa y dinámica con el resto de sus compañeros y transmitir con claridad a compañeros y superiores cómo se sienten, qué necesitan o sus pensamientos sobre un tema.

  • Optimismo y motivación 

La motivación y el optimismo inciden de forma directa en la forma de tratar al cliente y en la productividad de nuestros empleados. 

Si para nuestra plantilla la satisfacción laboral y el compromiso no forman parte de sus valores principales con la organización y solo se sienten frustrados e incomprendidos nos va a afectar a corto plazo en la capacidad de cumplir con nuestros objetivos y clientes. 

Debemos animar a nuestros empleados a enfrentarse a retos laborales y personales que les ayuden a fomentar su motivación y que cuenten con una buena predisposición optimista y se sientan agusto con ellos mismos, siendo sus principales aliados para que puedan conseguir los que se propongan.

Puede interesarte: «Employee Experience: 5 Beneficios de elevar los niveles de satisfacción de los empleados«

  • Habilidades sociales

Todos estos principios mencionados anteriormente, reúnen una capacidad en común; la habilidad para comunicarse. Hemos de explotar esta capacidad dentro de cada uno de nuestros empleados, para una mayor capacidad de interacción y satisfacción personal.  

Una comunicación clara, efectiva y transparente proporcionará desarrollar la inteligencia emocional y conseguir la excelencia y mayor adquisición de logros personales y profesionales.

4. ¿Qué podemos hacer desde el departamento de RR.HH?

Desde el departamento de RRHH debemos poner a disposición de los empleados una lista de libros, plataforma o contratar algún coach para transmitir a los empleados la importancia para su bienestar y buen funcionamiento fuera y dentro de la vida laboral, el dotar de sentido a la importancia de la Inteligencia Emocional

También podemos establecer horarios de descanso limitados en tiempo y número de personas, debido a la situación actual, pero fomentar la conversación y el intercambio de opiniones entre empleados de diferentes departamentos. 

Por otro lado podemos ayudarle con plataformas para ayudarles a distribuir su tiempo o aquellas que puedan motivarlos con incentivos sobre su ahorro, como puede ser Loonfy benefit

Por último, proponer cursos voluntarios y otros obligatorios, dentro y fuera del horario laboral para el beneficio personal y laboral de empleados, apostando por su futuro, ya que ello determina el éxito de nuestra organización y más en un ámbito tan cambiante como el que hemos mencionado, en el que nuestros empleados sepan responder a unas necesidades específicas bajo una serie de cambios constantes. 

Puede interesarte: «Lifelong learning: Descubre qué es y sus 9 beneficios más importantes«

5. Jeff Bezos como ejemplo de éxito en Inteligencia Emoción

Jeff Bezos, fundador de Amazon, es un ejemplo de la gestión de las emociones, sobre todo cuando ha cometido fallos. Tiene la capacidad de reconocer el error sobre sus acciones pero también celebra los triunfos, pero siempre a cargo de sus emociones. 

Pero, ¿cómo lo demuestra? Algunas de sus claves son:

  1. RETOS:

Reconoce las dificultades, es un líder pero se representa como uno más en la organización. Practica la empatía y genera conexiones reales con sus trabajadores y sus equipos. 

Defiende que las personas no son robots y sabe que las emociones controlan la forma de actuar. Bezos reconoce los desafíos y se esfuerza por conocer el impacto que tienen en sus empleados. 

  1. ES ECUÁNIME

Ser CEO de una de las mayores empresas a nivel mundial tiene sus consecuencias; está en el punto de mira constantemente, es un personaje público y sus decisiones en el ámbito laboral y profesional están constantemente en el juicio de personas ajenas. 

Pese a recibir cantidades masivas de críticas y escrutinio público, Bezos no deja que le influyan de ninguna manera. No se enfada ni tampoco responde a las críticas, trata de gestionar sus emociones de manera que siempre proteja sus intereses, es decir su empresa, sus empleados y su vida privada.  Mantiene sus emociones bajo control. 

Un ejemplo de esta práctica es la situación que atravesó Amazon, en la que se le acusó de tratar a sus trabajadores de forma “cruel” y no tener una práctica en el entorno laboral muy correcta. Ante estas acusaciones Jeff Bezos no respondió pero tampoco quitó gravedad al asunto. Simplemente se limitó a defender la cultura empresarial de su empresa actuando y animó a sus empleados que hubiesen tenido algún tipo de conflicto a contactar el departamento de RR.HH y enviarle personalmente un correo para saber su situación. 

  1. ENTORNO

El CEO de Amazon se rodea de gente inteligente que le aporte en la toma de sus decisiones. El tiene la auténtica capacidad de reconocer las propias fortalezas y debilidades, pero sabe que no tiene la respuesta de todos los problemas, es por ello que crea equipos a su alrededor en los que se apoya. Este equipo lo conforman personas inteligentes con una gran trayectoria profesional a sus espaldas, incluso algunas tienen más trayectoria que el propio Bezos. Esta humildad que le representa le permite nutrirse de otras personas y aprender nueva informacion. Esa capacidad y conciencia de construir equipos colaborativos, le permite tomar decisiones bajo otros puntos de vista, muchos más acertados, y crear una cultura de crecimiento dentro de la propia empresa.