El departamento de Recursos Humanos es uno de los pilares básicos para el correcto funcionamiento de una empresa: no solamente se ocupa de la selección de los empleados, sino que también se encarga de gestionar las nóminas, las vacaciones y de las relaciones entre trabajadores, entre otras gestiones. Por ello, dotar de los recursos adecuados a este departamento es una de las prioridades de muchas organizaciones.

 

¿Qué es la gestión de los Recursos Humanos?

La gestión de los Recursos Humanos hace referencia a la contratación, al desarrollo y el mantenimiento de los Recursos Humanos necesarios con el fin de garantizar la consecución de los objetivos marcados por la organización. Las funciones de este departamento incluyen la remuneración de los empleados, así como su contratación. Por otro lado, también se encarga de controlar y mejorar el rendimiento de los empleados, gestionar su día a día, asegurar su seguridad durante el desarrollo de las tareas, conservar su bienestar y mejorar la comunicación entre departamentos y niveles organizacionales.

 

¿Cuáles son sus funciones?

La gestión de los Recursos Humanos incluye una gran cantidad de funciones, las cuales pueden ser llevadas a cabo mediante software de gestión que ofrecen una optimización de los recursos, a la vez que mejoran las relaciones entre los empleados. Algunas de las funciones del departamento de Recursos Humanos más importantes son:

 

Planificación y organización

Cuando hablamos de planificación y organización de Recursos Humanos hacemos referencia al proceso mediante el cual se establecen los objetivos de la empresa y se desarrollan las políticas y los programas de actuación necesarios para alcanzar dichos objetivos. Además, también se establece la estructura y el modelo de negocio, así como los puestos de trabajo y las funciones de cada empleado.

 

Selección del personal

Desde Recursos Humanos, y con los programas definidos por la empresa, los Recursos Humanos se encargan de seleccionar los empleados más adecuados para cada puesto de trabajo de acuerdo con sus habilidades y capacidades.

Gestión del rendimiento

Asegurar e incrementar el rendimiento de los empleados, así como preocuparse por su bienestar es esencial si se busca buenas relaciones entre empleados y directivos. Por ello, desde este departamento se gestionan las necesidades de los empleados como puede ser su formación o la inclusión de salarios sociales en sus remuneraciones.

Formación de los empleados

No solamente se deben tener en cuenta las necesidades de los empleados para obtener un mejor rendimiento de ellos y asegurar un buen clima laboral. También es necesario ofrecer formación constante para que estos puedan ir mejorando sus habilidades, se puedan especializar con las nuevas tecnologías y, de este modo, aportar mucho más potencial a la empresa.

Evaluación de las funciones y rendimiento

El departamento de Recursos Humanos también realiza diferentes evaluaciones relacionadas con los empleados de una empresa. De este modo, se determina si cada empleado está en el departamento adecuado; evalúa las competencias de cada uno de ellos, así como determina la consecución de los objetivos establecidos.

De esta forma, el departamento de Recursos Humanos es uno de los que más funciones llevan a cabo. Por ello, dotar este departamento con los recursos necesarios es vital para el crecimiento y el desarrollo de la actividad empresarial.

 

¿Cuáles son sus objetivos?

Dentro de los objetivos de los departamentos de Recursos Humanos, deben destacarse las siguientes por ser de vital importancia para cualquier empresa:

  • Objetivos y metas: los Recursos Humanos son esenciales para que los negocios puedan alcanzar sus objetivos, pues desarrollan el potencial de los empleados.
  • Gestión de los empleados: los empleados son el pilar base para que una empresa funcione. Por ello, los Recursos Humanos se encargan de su gestión, asegurando su bienestar, formación, desarrollo de competencias y cualquier otra acción vinculada a la relación laboral que se establezcan entre empleados y dirección.
  • Mejorar las relaciones laborales, así como la satisfacción de los empleados.
  • Establecer los comportamientos básicos de la empresa, las políticas de comunicación y todo lo relacionado con la mejora de la comunicación entre empleados y directivos.
  • Gestiones administrativas: desde Recursos Humanos se realizan todas las gestiones administrativas y las relacionadas con las leyes vigentes vinculadas a las relaciones laborales.

La gestión de los Recursos Humanos es un proceso tan complejo como vital para el crecimiento de cualquier organización. Por ello, es necesario invertir en todos aquellos recursos, tanto en personal como en programas de gestión informáticos que permitan optimizar todos sus procesos.