Acabar bien una entrevista de trabajo es fundamental si queremos tener más opciones a la hora de aspirar a este puesto de trabajo. Esto lleva a dudas y confusiones sobre si se deben realizar, o no, preguntas al final de la entrevista. Lo cierto es que CEO de todo el mundo, así lo recomiendan, aunque no siempre es adecuado preguntar sobre determinadas áreas. Para que lo tengas más claro, te hablamos sobre qué preguntar en una entrevista de trabajo.

Entrevista de trabajo: ¿por qué y cuando hacer las preguntas?

A diferencia de muchas personas que no preguntan sobre sus dudas, los Recursos Humanos se inclinan por aquellos candidatos que sí las hacen. Se trata de mostrar a la empresa que realmente nos interesa el puesto de trabajo que nos ofrecen. Así mismo, resolviendo algunas dudas, tendremos más claro si el puesto es el que queremos o si, por el contrario, es mejor buscar otra cosa. Sea como sea, las preguntas en las entrevistas de trabajo, cuando están bien hechas, acaban con muchas dudas y confusiones que, a la larga, solo se traducen en rotación de personal.

Lo que sí se debe tener en cuenta es que los responsables de la selección de personal tienen un guion en el que se establecen las diferentes partes de la entrevista. Lo más adecuado, pues, es dejar que sea ellos los que lleven la entrevista de trabajo y solo hacer las preguntas cuando así nos lo indiquen. Es muy importante respetar los turnos en la comunicación.

 

Más Información

 

¿Qué preguntar en una entrevista de trabajo?

Algunas de las preguntas más habituales y que, si se realizan correctamente, despejarán muchas dudas son las siguientes:

Responsabilidades del puesto de trabajo

La primera pregunta que deberías hacer está relacionada con el conocimiento del sitio de trabajo. Preguntar cuáles serán tus tareas y tus responsabilidades te permitirá conocer mucho más el empleo que te ofrecen y decidir si es lo que tenías en mente.

Perspectivas de la empresa

Seguramente, durante la entrevista, los responsables de selección te preguntarán cuáles son tus expectativas, tanto en la vida diaria como en la profesional. Hacerles la misma pregunta sobre la empresa, te permitirá identificar si están avanzando o bien es una empresa que se ha quedado estancada y que no tiene mucha visión de futuro.

Cualidades esenciales del empleado

Otra de las preguntas que, posiblemente, tendrá que enfrentar es sobre qué cualidades posees que pueden beneficiar a la empresa. También puedes girar esta pregunta a tu favor preguntando qué cualidades valoran ellos de sus empleados. De este modo, podrás valorar si tienes más o menos opciones en función de lo que la empresa está buscando y valorando.

Beneficios de trabajar en la empresa

Conocer dónde vas a trabajar y qué beneficios te aporta es otra de las preguntas que puedes hacer en la entrevista. Lo cierto es que las empresas están ofreciendo, cada vez más, ciertos beneficios para captar talento y retenerlo. Así, es fundamental ver si la empresa para la que haces la entrevista se va adaptando a las nuevas tendencias del mercado y si te puede ofrecer, tanto al inicio como en el futuro, aquello que tú consideras imprescindible.

Posibilidades de formación

La formación es esencial para cualquier empleado que quiera ir mejorando y avanzando en su carrera laboral. Sin embargo, esta formación puede llegar a ser algo cara e, incluso, inaccesible para ciertos empleados. Conocer, pues, si la empresa está dispuesta a darte esta formación que tanto valoras (o similar) es imprescindible.

Proceso de selección

Preguntar sobre los siguientes pasos en el proceso de selección ofrece una visión segura de ti mismo, puesto que asumes que pasarás la entrevista y que deberás enfrentar otras pruebas para conseguir este empleo que tanto quieres. Además, demuestras que no tienes nada en contra de hacer las pruebas necesarias en las que se puedan validar todas tus aptitudes.

El candidato ideal

Pide al reclutador que te deje explicar todo lo que puedes aportar a la empresa y por qué consideras que eres el candidato ideal. En este momento, podrás hacer gala de todas las aptitudes que tienes, resaltar lo que es importante para ti y lo que puedes aportar a la empresa, podrás recordarles tu formación y por qué estás tan bien preparado para este puesto de trabajo.

¿Cuándo es mejor hacer las preguntas?

Si tienes pensado hacer preguntas en la entrevista, debes dejarlas para el final. Es valioso que los seleccionadores te conozcan para valorar si encajas en lo que buscas y para que te expliquen qué es lo que ellos tienen en mente. Así, podrás hacerte una idea de las preguntas que es mejor hacer y cuáles debes evitar. Este momento es, pues, al final de la entrevista cuando ya hayáis hablado de lo básico y fundamental. También está bien esperar a que sean ellos los que te pidan si tienes preguntas. De lo contrario, deberás valorar si te interesa hacerlas o si es mejor acabar con la entrevista sin más.

Hacer preguntas en una entrevista de trabajo se ha vuelto algo cada vez más frecuente y es que, ahora, los empleados buscan mucho más que un empleo. Tienen en consideración el tipo de empresa, los beneficios que les aporta trabajar en ella y otras cuestiones que antes ni se valoraban. Por ello, ante esta oportunidad, es importante hacer las preguntas correctas tanto para establecer que somos de los mejores candidatos como para resolver dudas sobre el puesto de trabajo.

 

Pedir anticipo de nómina

 

¿Qué preguntar en una entrevista de trabajo?