Las Stock Options son un plan de incentivos que permite a las empresas dar la posibilidad de participar en el capital de la empresa a sus trabajadores.

Se trata de un mecanismo con origen en Estados Unidos que se emplea para hacer partícipe a los trabajadores de la empresa y demostrarles que son parte de ella. Al mismo tiempo, se trata de una forma de incentivar a los empleados y de atraer buenos profesionales que no sería posible contratar de otro modo debido a su coste.

De este modo, los integrantes de una empresa tienen la posibilidad de contar con parte de las participaciones de la empresa por debajo del precio de mercado, e incluso de forma gratuita.

¿Cómo tributan las Stock Options en España?

Cada vez es más común escuchar sobre trabajadores que reciben “stock options” como incentivo. Pero ¿Sabes cómo tributan en el IRPF?

Las stock options se pueden ejercer siempre y cuando el trabajador esté trabajando en ese momento en la empresa y bajo las condiciones pactadas, como, por ejemplo, el precio o la cantidad de acciones.

Ventajas fiscales de las Stock Options

Las stock options se consideran una retribución en especie y su tributación se realiza únicamente si se vende la compañía, sale a Bolsa o pasan más de 10 años desde que te las concedan, como indica la nueva Ley de Startups. Además, goza de las siguientes ventajas fiscales:

  • Exención del IRPF hasta 50.000 euros anuales (para empresas con menos de cinco años)
  • Reducción del 30% en la cantidad que excede los 12.000, la no exenta de IRPF, si pasan más de dos años entre la fecha de acuerdo y la de ejecución.

Si bien, existen unos requisitos para que sea efectiva la exención:

  • Las acciones entregadas deben ser de la propia empresa o de otra del grupo.
  • El beneficiario debe tener relación laboral con la empresa.
  • El trabajador no puede tener, a título individual o conjuntamente, una participación directa o indirecta en la empresa superior al 5%.
  • El título debe mantenerse durante tres años siguientes desde el ejercicio de la opción. Si las vende antes, deberá presentar una declaración complementaria.

Entre otras medidas, la Ley de Startups ha incluído mejoras en el tratamiento fiscal de las stock options con la finalidad clave de atraer y retener talento.